ASÍ DE CRUEL, ASÍ DE SIMPLE

Mientras algunas raquetas celestes y blancas continúan con vida en el Challenger de Medellín, para el resto de la Legión Argentina se cerró la temporada 2010 del ATP World Tour debido a la despedida de Juan Mónaco y David Nalbandian en la segunda ronda del BNP Paribas Masters tras caer frente a Novak Djokovic y Andy Murray, respectivamente.
“Pico” sucumbió contra el defensor del título en París por 6-4 y 6-3, por lo que no pudo dar la sorpresa como la semana pasada en Valencia donde se anotó su mejor triunfo del año ante Murray.
Como viene sucediendo en los cuatro enfrentamientos disputados entre ellos, el serbio Djokovic extendió su racha contra el tandilense, que jamás lo derrotó en el profesionalismo. Por ejemplo, en 2009 y en este mismo torneo, “Nole” se impuso también en dos parciales.
Dentro de este contexto, el “Rey David” perdió ante el escocés luego de un marcador de 2-6, 6-4 y 6-3. Por ende, el cordobés no podrá volver a decir presente en la definición de este abierto francés como ocurrió en 2007 y 2008, cuando se coronó campeón y al siguiente año fue finalista.
Encima, el representante de Gran Bretaña igualó -en dos- el historial frente al unquillense, a quien además eliminó en el Masters 1000 de Canadá de este año. Justamente, la última victoria del “Rey David” fue en la capital gala pero hace dos temporadas y por los cuartos de final.


DE REGRESO A CASA, LOS ARGENTOS DIJERON…
Juan Mónaco: "Fue un partido complicado, al principio me vi con chances, estaba 4-2 arriba y tenía un quiebre. Me sentía bastante bien en la cancha pero después tuve un mal game cuando tenía que mantener el servicio para ponerme 5-3 y todos sabemos lo que es él. Juega muy bien y si el que está al otro lado no aprovecha las chances se le pone muy cuesta arriba".
"Me tengo que quedar con lo bueno que lo vengo haciendo en las últimas tres o cuatro semanas que vengo jugando torneos. Me voy un poco triste, pero el balance es bastante positivo".

David Nalbandian: "Fue un partido duro, empecé muy bien con el servicio, pero Andy levantó, cambió de táctica con saque y red y le dio resultado. Jugó muy bien y yo no saqué bien en los dos últimos sets, quizás por ahí pasó la diferencia".
"Nunca es lindo perder, lástima que Andy llore demasiado en la cancha. Si te pincha la muñeca y no puedes jugar al tenis tienes que parar y dejarlo".
"Fue un año raro por las lesiones, pero en la segunda parte de la temporada me sentí bien porque pude competir con continuidad. Me voy bastante conforme con lo realizado este año".




Crédito de las fotos: EFE