SÉPTIMO TÍTULO A CUESTAS

En su primera final en el ATP World Tour 500 de Tokio, Rafael Nadal le ganó a Gael Monfils por 6-1 y 7-5, para recolectar su séptima consagración de esta temporada (previamente había conseguido los ATP World Tour Masters 1000 de Montecarlo, Roma y Madrid, Roland Garros, Wimbledon y US Open) y la 43º copa de su carrera.
“Rafa”, que estuvo en la cuerda floja ante Viktor Troicki en las semifinales del Rakuten Japan Open Tennis Championships, demostró que se repuso del golpe que le ocasionó -la semana pasada- Guillermo García López en Bangkok y que mantiene la hegemonía sobre el galo, a quien venció en siete de ocho oportunidades.
En consecuencia, Monfils no pudo achicar ni el historial ni su record negativo en definiciones como profesional (ahora es 2-9). En este 2010, el francés había caído en el match definitorio de Stuttgart (también ante un español pero frente a Albert Montañés).
Por otra parte, no pudo defender el éxito de su compatriota Jo Wilfred Tsonga, quien el año pasado se había coronado campeón en Japón.
Mientras que Eric Butorac y Jean-Julien Rojer despacharon a Andreas Seppi y Dmitry Tursunov tras un abultado score de 6-3 y 6-2, en el duelo consagratorio del dobles nipón.
Con respecto al desenlace en el Abierto de Beijing, vale mencionar que la lluvia impidió la realización de los encuentros más importantes tanto en hombres como en mujeres (ambas se pasaron para el día lunes 11 de octubre). Antes de que el clima aguara la fiesta en China, Bob y Mike Bryan superaron a Mariusz Fyrstenberg y Marcin Matkowski por 6-1 y 7-6 (5), por lo que obtuvieron la corona por parejas.



La foto corresponde a la página oficial de la ATP World Tour