SEMANA REDONDA

Luego de conseguir el pasaporte para el Sony Ericsson Championships, Caroline Wozniacki no se conformó y se regaló un nuevo título de la WTA Tour debido a que se impuso a Elena Dementieva por 1-6, 6-2 y 6-3, en la final de Tokio.
De esta forma, la dinamarquesa cortó la hegemonía rusa, que se había adjudicado cuatro de las últimas cinco ediciones del Toray Pan Pacific Open. Y desequilibró el head to head, que antes de este match estaba igualado en tres.
Además, Wozniacki se transformó en la pollera más ganadora de la temporada, con una consagración más que Kim Clijsters, debido a que alzó su quinta corona en este 2010 (triunfó en Ponte Vedra, Copenhague, Montreal y New Haven). Asimismo, llegó al undécimo festejo de su carrera.
Por el lado de Dementieva, hay que decir que su record en definiciones como profesional quedó 16-16. Y que sumó, en este año, su segunda derrota en una instancia decisiva, ya que previamente cayó en Kuala Lumpur frente a Alisa Kleybanova.
También, desperdició la chance de volver a celebrar en este certamen puesto que había salido campeona en 2006 en tierra nipona.
En el duelo más importante del dobles japonés, las checas Iveta Benesova y Barbora Zahlavova Strycova superaron a Shahar Peer y Peng Shuai (verdugas de Gisela Dulko y Flavia Pennetta en la segunda ronda de esta disciplina) tras un marcador de 6-4, 4-6 y 10-8.



La foto está sacada de la página oficial de la WTA Tour