SE LAS INGENIÓ PARA REMONTARLO

Tal como hizo en las semifinales frente al chileno Jorge Aguilar, Máximo González dio vuelta un tanteador desfavorable y venció -en la instancia decisiva de la Etapa Uruguaya de la Copa Petrobras- a Pablo Cuevas por 1-6, 6-3 y 6-4, en una hora y 47 minutos de pleito.
Así, el tandilense capturó su octavo trofeo como profesional en este tipo de torneos, mejorando lo realizado en la definición del Challenger de Milán 2010 donde cayó ante Frederico Gil. Hay que tener en cuenta que “Machi” eliminó -en tierra charrúa- a sus compatriotas Andrés Molteni, Diego Junqueira (8º favorito) y Brian Dabul (2º) y que todos sus partidos llegaron hasta un tercer parcial.
Como contracara, la figura local y mejor sembrada no pudo defender con éxito su corona en el Carrasco Lawn Tennis, a pesar de que no había perdido ni un set hasta el match definitorio. Cuevas, de hecho, se había beneficiado por el retiro de Martin Vassallo Arguello en semis y, también, había sacado del torneo al otro argento Federico Del Bonis.
En el duelo consagratorio del dobles de Montevideo, la Legión Argentina ya se había asegurado un jugador nacional campeón puesto que los binomios que alcanzaron los cuartos de final estaban conformados, al menos, por un tenista celeste y blanco. Sin embargo, quienes terminaron festejando fueron Carlos Berlocq y Dabul, que batieron a González y Sebastián Prieto luego de un score de 7-5 y 6-3.


Fuente de la imagen: página oficial del evento