RENOVADA

Solamente 47 minutos le llevó a Ana Ivanovic dar cuenta de Patty Schnyder por 6-1 y 6-2, en la definición de Linz. El aplastante éxito de la serbia (invitada por los organizadores austriacos) apareció en el momento en que ella más lo necesitaba puesto que había pasado un año y medio de su última intervención en la final de Indian Wells 2009.
Sin embargo, a la pollera de Belgrado no le tembló el pulso y, como hace dos años, se alzó con el trofeo de la Generali Ladies Linz, llegando a su 9º coronación personal.
Ahora, la meta de Ivanovic será continuar con esta seguidilla de victorias, para aspirar a formar parte nuevamente de la elite mundial. Ya logró pasar al frente en los choques ante la representante suiza, a quién amargó en cinco oportunidades en forma ininterrumpida (la última victoria de Schnyder data de las semifinales del Abierto de Austria de hace cinco temporadas).
Para la helvética (culpable de la pronta eliminación de Gisela Dulko), se agrega que no pudo cambiar su suerte en el cotejo definitorio de Linz, donde ya había sucumbido en las ediciones de 2005 y 2007. Es más, sumó su 16º derrota importante desde que comenzó a jugar este deporte y la segunda en fila (previamente en Budapest contra Agnes Szavay).
Para finalizar, el duelo consagratorio por parejas fue para Renata Voracova y Barbora Zahlavova Strycova, que se impusieron a Kveta Peschke y Katarina Srebotnik después de un ajustado score de 7-5 y 7-6 (6).




Crédito de la foto: página oficial de la WTA Tour