La ciudad universitaria que talló el perfil definitivo de un político que lideró el país

Néstor Kirchner en sus épocas de estudiante de abogacía en la Universidad Nacional de La Plata

En La Plata

28-10-2010 / Néstor Kirchner estudió en la UNLP y allí se forjó en la difícil militancia de los años 70

Néstor Kirchner arribó a La Plata con la fuerza que lo acompañó hasta el último día. Corría el año 1969 y el contexto político no era para tibios. El Che Guevara comenzaba a ser una leyenda, el Cordobazo, la llegada de Allende al gobierno chileno y la proscripción del peronismo inspiraban a una inquieta juventud que soñaba con "cambiar el mundo".

Llegó de Río Gallegos y caminó las diagonales platenses hasta que llegó a la calle 45 Nº 312, entre 1 y 2. Esa pensión fue el lugar que lo cobijó y en donde tuvo sus primeras batallas dialécticas con Roberto Basile, Julio Pacheco y Omar Beain, los primeros compañeros y amigos de militancia desaparecidos bajo el régimen de la dictadura. Siempre los recuerdó: "Fueron ellos, pero podríamos haber sido nosotros".

La Plata no fue un lugar insignificante en su formación política. Vivió en una ciudad universitaria símbolo del escenario político de esa época, cuna del radicalismo y del antiperonismo enmascarado detrás de la Federación Universitaria de La Plata (FULP). Allí el peronismo proscripto dio una dura batalla.

En esos años, se creó la Federación Universitaria de la Revolución Nacional (FURN) donde Kirchner, como estudiante de Derecho, encontró su lugar. Fue uno de los primeros espacios que aglutinó a los jóvenes peronistas revolucionarios dentro de las aulas de la Universidad Nacional de La Plata.

En ese tiempo conoció a Carlos Kunkel, Carlos Negri, Marcelo Fuentes, Roberto Caballero y Carlos Moreno, quienes conducían la FURN. En Derecho, junto a Kirchner, también militaban Rafael Flores, Carlos Bettini, Gustavo Murici -hoy desaparecido-, Daniel Fernández, Jorge Alessandro, Daniel Santin, José Luis Horna, José Luis Horno y Carlos Cottini.

El hoy diputado Carlos Cottini fue uno de sus entrañables amigos. Pocos conocen la esencia del militante como él. Hoy está quebrado y no le salen las palabras. Las imágenes de horas de estudio en la pensión, reuniones con largos debates políticos y momentos de diversión en la pensión de 45 se le cruzan por su cabeza. "Néstor entró a militar en la FURN en 1970; tenía mucha convicción, pero no era un líder, era uno más de nosotros", recordaba alguna vez Cottini.

Al remomorar los momentos que compartieron en las aulas, el diputado provincial señalaba: "Nosotros teníamos que estudiar el doble para poder discutir con los profesores y defender nuestra posturas".

Otro compañero setentista es el platense por adopción José Luis Horna, quien lo recuerda como un militante aguerrido. "Con Kirchner recorríamos los barrios a principios de los 70. Fuimos compañeros de militancia hasta los años más duros cuando, en el desbande, cada uno agarró para su lado y él se fue para Santa Cruz".

"Yo compartí muchos momentos con Kirchner. Lo frecuentaba bastante. Primero en la pensión de la calle 45 y después en la calle 60 entre 16 y 17, la cuadra siguiente a la del asilo Marín. Hoy esa casa no está más", cuenta Horna.

Pero no son las únicas veredas que fueron testigo del camino que recorrió Néstor Kirchner en esta ciudad. Una casa ubicada en 6 entre 40 y 41 fue el escenario de muchos momentos que marcaron la vida de los Kirchner.

"Otro lugar de encuentro era la casa de Omar Busqueta, un compañero de Neuquén, en donde se veían con Cristina. Busqueta era el novio de 'Pipa' Cédola -también neuquina-, muy amiga de Cristina y que fue un poco quien hizo de Celestina. La casa está ubicada en 6 entre 40 y 41, casi 40. Cada vez que paso por ahí, me invaden los recuerdos. Era el lugar de encuentro de ellos", confiesa Horna.

Es el momento en el que Horna hace una pausa, y la nostalgia por revivir sus años de juventud, lo transportan a la Avenida 7: "Estaba esperando a que pase un cortejo fúnebre que llevaba los restos de un amigo. Por razones obvias no pude asistir al velatorio. Era nuestra forma de despedirnos de nuestros compañeros. Mientras esperaba, llegaron Néstor y Cristina. Lupín estaba muy preocupado. Me mostró los pasajes porque al otro día salían rumbo a Santa Cruz. Fue la última vez que los vi".

Visiblemente conmocionado por la noticia, Horna continúa su relato: "Yo no estudié con Kirchner porque era más chico. Militaba con él en la FURN que fue la primera agrupación peronista de la Universidad acá en La Plata. No participábamos en las elecciones del estudiantado partiendo de la base de que no había legitimidad en el Gobierno. La relación política nuestra era con el peronismo y con la Juventud Peronista".

"La generación anterior en el peronismo universitario eran Kunkel o Macelo Fuentes. Kunkel fue uno de los primeros. Después la agrupación se dividió y hubo un desprendimiento que fue el Frente de Agrupaciones Eva Perón (FAEP). En aquellos años nos juntábamos en las unidades básicas de los barrios y nuestro referente en el peronismo de la ciudad era el viejo (Horacio) Chávez que fue uno de los primeros muertos de la Triple A", dice el compañero de militancia de "Lupín".

La imagen que Horna tiene de Kirchner es la de un militante más y lo cataloga como "peronista de familia", a diferencia de los que se volcaron al espacio asimilándolo como una cuestión intelectual.

La militancia en esos años unió a jóvenes que continuaban la lucha de la Resistencia Peronista que había comenzado con la Revolución Libertadora y con la proscripción del peronismo. "Néstor era un compañero aguerrido como casi todos los que militábamos en esa época. Era un momento difícil en la Universidad, muy diferente al del 73 cuando hubo una avalancha de peronismo", señala Horna quien afirma que "la lucha en ese momento era por la vuelta de Perón. Era nuestra bandera. Era la sucesión del Luche y Vuelve y la continuación un poco de lo que había sido la Resistencia Peronista".

Kirchner y los compañeros de la FURN fueron a Ezeiza a buscar a Perón. Horna recuerda que ambos estuvieron a cargo de uno de los grupos de militantes platenses en la trágica movilización. La militancia universitaria continuó y culminó en la conformación de la Juventud Universitaria Peronista (JUP), uno de los protagonistas del triunfo de (Héctor) Cámpora en 1973 y grupo activo en la vida universitaria del peronismo.

En ese contexto, la relación de Néstor con Cristina se consolidaba hasta que se casaron el 9 de mayo de 1975 en el registro civil de La Plata. Dicen que, en lugar de la marcha nupcial, se escuchó la marcha peronista.

Fuente: http://www.elargentino.com/nota-112025-medios-122-La-ciudad-universitaria-que-tallo-el-perfil-definitivo-de-un-politico-que-lidero-el-pais.html