CONTINÚA DANDO CÁTEDRA

Después de haber arribado a la cima del ranking mundial, Caroline Wozniacki no sacó el pie del acelerador y arrastró para sus vitrinas la corona del China Open, ya que superó - en dos horas y cuatro minutos de batalla- a Vera Zvonareva por 6-3, 3-6 y 6-3.
Así de insaciable está la danesa, que capturó la 12º copa de su ascendente carrera y la sexta de la temporada (Ponte Vedra Beach, Copenhagen, Montreal, New Haven y Tokio hace siete días). La pollera de Odense, también, empató en tres el historial contra la rusa, que se había impuesto en dos de los tres enfrentamientos del año.
La moscovita no pudo evitar su 16º traspié en una definición de la WTA Tour. Es más, en Beijing, igualó lo hecho en Charleston, Wimbledon, Montreal y US Open, donde tampoco logró el premio mayor.
Recordemos que en el encuentro trascendental del dobles, Gisela Dulko y Flavia Pennetta no pudieron hacer prevalecer su condición de máximas favoritas (y la buena marca en este 2010 como en Miami, Stuttgart, Roma, Bastad y Canadá) y cayeron ante Chuang Chia-Jung y Olga Govortsova tras un tanteador de 7-6 (2), 1-6 y 10-7.




Fuente de la imagen: página oficial de la WTA Tour