CONFIRMARON SU FAVORITISMO

Todos los aspirantes al título que se presentaron en la Etapa Argentina de la Copa Petrobras 2010 cumplieron con la lógica y accedieron a los octavos de final.
Pablo Cuevas (1º preclasificado) demolió a Martín Vassallo Argüello por 6-2 y 6-0 y se cruzará -en la siguiente vuelta- con Pablo Galdón, que derrotó al invitado brasileño Guilherme Clezar por 6-2 y 6-4.
Brian Dabul (3º) doblegó a Santiago Ventura por 6-4 y 6-2 y se enfrentará contra Juan Pablo Brzezicki, quien venció a Diego Hartfield por 6-0, 5-7 y 7-5.
Carlos Berlocq (4º) liquidó a Martín Alund por 6-3 y 6-1, por lo que chocará ante Andrés Molteni. El tenista proveniente de la qualy superó al lucky looser Catalin Gard tras un score ajustado de 6-7 (1), 7-5 y 7-5.
Federico Del Bonis (8º) se regaló un sufrido triunfo en su cumpleaños número 20 debido a que le ganó a Juan Martín Aranguren (que también venía de la fase previa) por 6-2, 5-7 y 6-3. El sparring del equipo argentino de la Copa Davis se las verá frente a Pavol Cervenak, que amargó al wild card local Facundo Argüello por 6-3 y 6-4.
Rui Machado (5º) dio cuenta de Facundo Bagnis luego de un parejo tanteador de 6-4 y 7-6 (4). El portugués jugará versus Jorge Aguilar (verdugo del otro luso Leonardo Tavares por 6-2 y 6-2), en lo que será el único partido de la próxima fase entre dos foráneos en los Bosques de Palermo.
Ya en la última confrontación del segundo día de acción del main draw de singles, Máximo González atropelló a Marcos Trungelliti por 6-1 y 6-2. El flamante campeón de Montevideo ahora esperará por el ganador del match de Fabio Fognini y Guido Pella (protagonistas del segundo turno de la tercera jornada en la cancha central del Vilas Club).


MARCADORES DEL CUADRO PRINCIPAL DE DOBLES
Franco Ferreiro y Santiago Ventura se impusieron a Guillermo Alcaide y Pavol Cervenak por 4-6, 6-4 y 10-4
Carlos Berlocq y Brian Dabul a Facundo Bagnis y Nicolás Massú por 7-5 y 6-2
Diego Junqueira y Guido Pella a Facundo Argüello y Agustín Velotti por 3-6, 6-3 y 10-5



Crédito de las fotos: Sergio Llamera